29 mayo 2006

Extra 330 de Fliton: el ensamblado

Fiuuuuuuuu... ...después de tan solo cuatro meses ya he conseguido ensamblar el Extra 330 de Fliton.

¡Predaso avión, oiga! Con una envergadura de 1,65 metros y un peso en orden de vuelo (todo incluido) de 3650 gramos, ya son palabras mayores dentro del vuelo eléctrico.

Me cuentan hace unos años que iba a poder volar un bicho como este y a un precio razonable y no me lo creo. Porque el avance en el vuelo eléctrico ha sido vertiginoso: motores más potentes y baratos, y LiPos de 20C a precio razonable (para que no solo los usitas puedan comprarlas) hacen posible que ya podamos disfrutar de estos aviones.

Vamos al tema: el ensamblaje de este ARTF. En primer lugar, decir que se ajusta perfectamente a las siglas Almost Ready to Fuck you: porque aunque en principio parece que solo hace falta ensamblar cuatro chorraditas, termina siendo un proceso algo más largo por el hecho de tener que ajustar el avión al vuelo eléctrico ya que estaba pensado originalmente para volar con motor de explosión. Visto el éxito de este avión en la comunidad eléctrica, ya podía marcarse Fliton el detalle de adaptarlo para eléctricos (por lo de ahorrarnos un poco más de trabajo).

Lo primero que hice fue empaparme con toda la info que al respecto de este avión hay en los foros eléctricos anglosajones (RcGroups y RcUniverse), para ver que habían añadido/quitado al modelo. Tras decidir con que me quedaba, y que desechaba me puse manos a la obra.

Como las baterías van a quedar en el interior del avión, hay que proporcionarles ventilación. Para ello añadí tres bocas que recogen el aire que pasa a través de los orificios de la capota (los dos originales, mas un tercero que le abrí en la parte inferior ...de propina).


El motor es un Hyperion 40345-12, y va montado sobre una bancada de Hyperion. La bancada es excepcional: muy robusta y muy fácil de adaptar a la longitud deseada. El regulador es un tanto excesivo (120 Amp.), pero es que el de 60 Amp. está agotado desde hace eones en HiModel ...bueno, lo estaba: porque a la semana de comprar el de 120, los muy cabrones van y sacan uno nuevo de 60. Grrrrrrrrrrrrrrr!!!



Las alas se montan en un plis-plas: no hay que hacer nada, salvo pegar con un poco de ciano las bisagras de papel de fieltro/tela e insertar los servos en el hueco que ya está hecho. ...bueno, y repasar el pegado de los tetones (en mi caso 3 de 4 estaban sueltos).

El fuselaje tiene unas cuadernas bastante endebles, por lo que si se presiona con un poco de fuerza parten en el centro. Para solucionarlo he añadido dos retalitos de contrachapado de 0,5 mm., como se puede ver en la fotografía:


Como mucha gente se queja de que el CG suele estar muy retrasado en este avión, desestime la idea de poner el servo de timón y de elevador en la cola y los ubique donde el fabricante dice en las instrucciones: en la zona de la cabina. Por cierto, el servo del timón hay que elevarlo un poco (con dos taquitos de madera) para que no tropiecen los mandos con los del elevador.

He sustituido el cable que viene en el kit para el mando del timón por un cable de acero trenzado con cubierta plástica, para evitar los problemas que surgen por el roce contínuo de dos cables metálicos.

En la zona que se abre bajo la trampilla (delante de la cabina) es donde he decidido colocar las baterías (4 lipos en configuración 6S/2P, con un total de 4400 mAh.). En la fotografía podéis ver la ubicación del pack de 5 elementos NiMh para la alimentación del receptor y los servos (nada de jugársela con el BEC en un avión tan tocho). También podéis ver los soportales sobre los que irá la bancada de las baterías. Estos soportales están hechos de sandwich de contrachapado/balsa/contrachapado.

Sobre los soportales he pegado una lámina de contrachapado, que para sujetar las baterías está cubierta por velcro. Además, por si las flies, cada grupo de dos baterías está sujeta por otro anillo de velcro (que pasa por debajo de la lámina de contrachapado) .


Y poco más queda por contar: he puesto un medidor de voltaje de la batería, que se activa con un pulsador situado en un lateral. El receptor es un Schulze de 8 canales; buen receptor, con una función extremadamente útil: tiene un led que indica cuantas interferencias ha recogido durante el vuelo.

Se me olvidaba: con objeto de evacuar el aire que ingresa por las tomas adicionales del morro, he abierto dos huecos en la parte inferior del fuselaje.


Y para sujetar la trampilla de acceso a la bahía de las pilas: cuatro imanes encastrados en balsa.


Una vez ensamblado, tan solo queda esperar hasta el día del estreno. Eso sí, siendo como somos nasgulitos, el Señor Oscuro se dignó en enviar a un par de guardianes, que estuvieron velando por el avión...

...y por las LiPol hasta el domingo: el día del estreno (pero esa es otra historia, ...que no colgaré en el blog hasta mañana).


Etiquetas:

4 Comentarios:

a las 5/30/2006 9:39 p. m., Blogger flying nurse dijo...

¡Para un puto finde que me voy y lo estrenas!

¿llegaste a volarlo?

 
a las 5/30/2006 9:49 p. m., Blogger Txakal dijo...

A las 9:45 PM la respuesta juuuuusto encima de este artículo. :-)

 
a las 7/21/2006 10:47 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Your site is on top of my favourites - Great work I like it.
»

 
a las 7/23/2006 7:26 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

I find some information here.

 

Publicar un comentario

<< Volver