30 noviembre 2006

Sin palabras (2)

Lugar: un oscuro, tétrico, y secreto taller de alquimista.
Momento: altas horas de la madrugada, finales de noviembre (2006).













Etiquetas: ,

6 Comentarios:

a las 11/30/2006 9:07 p. m., Blogger cefesky dijo...

Lo mejor: la nariz de payaso.
Lo peor: las ostias y las risas que te vas a meter volandolo.

 
a las 12/01/2006 10:34 a. m., Blogger Txakal dijo...

Como sabe todo poseedor de un engendro volador de la serie Capcioso: estos aviones no son para pusilánimes, se vuelan con los cuatro cerebros...y el Capcioso 3.0 no va a ser una excepción. Risas y cachondeo asegurado.

 
a las 12/01/2006 12:53 p. m., Blogger cefesky dijo...

Fijo que el esquema de pintura sera cirquense...como minimo ¿no?
Vamos, es un elemento clave para conseguir unas cualidades de vuelo sin igual....

 
a las 12/01/2006 2:27 p. m., Blogger Txakal dijo...

¡Ya te digo! Eso será mucho más útil que ajustar los alerones o modificar el timón. ¿Qué sería de un Capcioso sin un esquema de pintura acorde?

 
a las 12/01/2006 5:09 p. m., Blogger flying nurse dijo...

Mooooola.

¿Para cuando las risas?

Saludos.

 
a las 12/01/2006 8:25 p. m., Blogger Txakal dijo...

Pueeeeeeeees, aproximadamente para cuando esté terminado, pero no puedo asegurarlo con certeza 100%.

 

Publicar un comentario

<< Volver